La “Policía del Pensamiento” de la ONU quiere coartar tu libertad

Sign the petition now to reject UNESCO's plan to dictate what we can or cannot say!

 

La “Policía del Pensamiento” de la ONU quiere coartar tu libertad

La “Policía del Pensamiento” de la ONU quiere coartar tu libertad

0500.000
  305.329
 
305.329 firmado. Vamos a lograr 500.000!

Mientras nos deseamos unos a otros un feliz y próspero Año Nuevo, los globalistas de la ONU no pierden el tiempo y han estado ideando planes para hacer del 2024 un año miserable para gente como vos y yo.

¿De verdad creías que los globalistas iban a tomarse un descanso por Navidad?

Bueno, CitizenGO acaba de descubrir su asombroso complot. 

Mientras vos y yo estábamos ocupados celebrando la Navidad, la UNESCO, importante agencia perteneciente a la ONU, lanzó astutamente un plan nefasto que ataca directamente el núcleo duro de nuestras libertades. 

El plan, llamado "Directrices para la gobernanza de las plataformas digitales", esboza un "conjunto de deberes, responsabilidades y funciones para los Estados, las plataformas digitales, las organizaciones intergubernamentales, la sociedad civil, los medios de comunicación", etc., para hacer frente a la "desinformación, el discurso de odio y las teorías conspiranoicas".

Quieren hacerte creer, con mucha palabrería, que se trata de otro plan mundial bienintencionado para protegerte. Creeme, no podría estar más lejos de la verdad.

Se trata de un ataque directo a la libertad de expresión, dirigido a todos los que desafiamos y nos oponemos a la agenda de los globalistas sobre “género”, aborto, vacunación obligatoria, y su ataque a los valores familiares y el cristianismo.

La misma ONU que impulsa un Tratado mundial de Pandemias para controlar tus decisiones sanitarias, o que sostiene que la libertad religiosa debería subordinarse a la ideología LGTB, ¡ahora quiere decidir sobre lo que podés o no podés leer, publicar y compartir!

¿Vas a firmar hoy mismo la petición dirigida al Presidente Javier Milei, exigiéndole que se oponga al plan de censura mundial de la UNESCO?

En CitizenGO estamos dispuestos a plantar cara a esta conspiración globalista y de extrema izquierda, al igual que luchamos contra el Tratado Pandémico y otras amenazas a tu libertad y la mía. Este es el primer paso de nuestro plan:

Conseguir 500.000 (o más) firmas de Argentina y de los 20 países en los que operamos antes del 31 de enero. Queremos generar una respuesta masiva en el menor tiempo posible y presentar una oposición abrumadora, asegurándonos de que los responsables de la toma de decisiones sepan que sus planes a escondidas generan una fuerte resistencia.

La capacidad de intercambiar y expresar libremente nuestras ideas e información es una piedra angular de la libertad de expresión, clave para una sociedad verdaderamente democrática.

Sin embargo, el plan que buscan imponer pretende restringir el discurso abierto en las plataformas y redes sociales con el pretexto de controlar el llamado "discurso del odio" y las “fake news” (noticias falsas).

Pero vos y yo conocemos la realidad: para los globalistas, el "discurso de odio" y las "noticias falsas" no son más que nuestra opinión que va en contra de su agenda... Y por eso necesitan una “Policía del Pensamiento” global.

Sus intenciones son claras:

  • Si la información relacionada a las elecciones es suprimida y está bajo su control y regulación, van a poder influir e incluso modificar los resultados electorales con mayor facilidad.

  • En segundo lugar: medidas de salud pública ¿te sorprende? Después de un año luchando contra el Tratado de Pandemias de la OMS, la ONU tiene ahora en sus manos otra arma para dictar tus decisiones sanitarias.

  • Y por último, pero no menos importante... "incitación a la discriminación", también conocido como "discurso del odio"... En otras palabras, ¡todo lo que vaya en contra de su agenda en temas como la ideología de género, el aborto y nuestra opinion cristiana en estos asuntos!

Recordarás cómo varios de nuestros activistas en CitizenGO -como Caroline Farrow en Inglaterra, Ann Kioko en Nigeria, y ahora Eduard Prols en Alemania- fueron procesados y acusados por expresar públicamente su opinión sobre temas como la ideología de género. 

Por no hablar del escandaloso proceso judicial que atravesó la legisladora Päivi Raasanen en Finlandia, que se enfrentó a un largo juicio de tres años, con riesgo de ser encarcelada, por expresar su opinión como cristiana en Internet.

Ni hablar de tantos otros como ella en los últimos años.

No olvidemos que todos ellos fueron procesados y acusados de "incitación al odio".

El objetivo de este nuevo informe es proponer medidas para identificar y limitar lo que consideran "desinformación" y "discurso del odio": persecución ideológica. 

Imaginate cuánto más normalizada va a estar la persecución de nuestras voces cristianas si se aplica lo que se expone en este informe.

Una vez más, depende de nosotros interponernos y hacer todo lo posible para denunciarlo como lo que verdaderamente es: un intento totalitario y extralimitado de censura global, que restringe directamente nuestros derechos fundamentales a expresar nuestras creencias.

¡Ayudanos a alcanzar las 500.000 firmas antes del 31 de enero! Detengamos juntos este complot de la ONU:

Firmá la petición ahora mismo para oponerte al plan de la UNESCO de dictar lo que podemos o no podemos decir.

Tu firma va a enviar un poderoso mensaje a la agencia de la ONU, mientras intentamos hacer todo lo posible para frenar cualquier otra medida que salga de este último informe.

El informe de la UNESCO "Directrices para la Gobernanza de las Plataformas Digitales" supone un paso hacia la censura y control en las redes sociales e internet.

Esto significa la supresión de opiniones e información contrarias a la narrativa aprobadas por la UNESCO o a los gobiernos y corporaciones que colaboran con la misma.

En esencia, deciden sobre el intercambio de información y dictan lo que podemos o no podemos decir y expresar en línea. No se trata sólo de moldear la opinión pública sobre qué es correcto y qué no: es una peligrosa maniobra para imponer una ideología única, aplastando a su paso pensamientos y creencias diversos.

La Constitución Argentina prohíbe firmemente la interferencia del gobierno en la libertad de expresión y de prensa. Sin embargo, la UNESCO se escuda en supuestos marcos internacionales de Derechos Humanos para restringir la libertad de expresión.

Seguro pensarás que estos informes tampoco son tan relevantes. ¡No nos equivoquemos! Estos informes son el principio de una estrategia global que siempre termina permeando… ¡salvo que lo frenemos desde el principio!

Porque estos informes son usados como un marco de referencia o “legislación internacional” de autoridad que los gobiernos nacionales usan para imponer la agenda radical de izquierda. 

Como si fuera poco, la UNESCO no actúa de forma aislada: planea colaborar con gobiernos y empresas de todo el mundo para implementar su régimen de censura... ¡como una Policía del Pensamiento Global! 

El propio informe desarrolla explícitamente la agenda de cómo va a trabajar con los gobiernos nacionales para atacar ciertas formas de expresión, al tiempo que promueve ostensiblemente sus propios objetivos ideológicos. 

Quieren aprovechar que recién empieza el año y estamos distraídos volviendo a nuestras rutinas diarias, la ONU va a hacer todo lo que esté a su alcance para poner en marcha este marco regulador.

Por eso es nuestro deber defender nuestros valores a capa y espada. Porque lo que está en juego es nuestro derecho a opinar libremente sobre cuestiones cruciales, ¡incluída nuestra fe!

No podemos permitirlo: ayudanos a reunir 500.000 firmas antes de finales de enero para dar el jaque mate a la policía del pensamiento de la ONU:

Unite a nosotros para enviar un mensaje contundente. Firmá nuestra petición dirigida al Javier Milei, presidente de la República Argentina exigiéndole que se oponga al intento de la UNESCO de controlar y censurar nuestra libertad de pensamiento y de expresión. 


Más información:

Documento oficial "Directrices para la gobernanza de las plataformas digitales" (UNESCO):
https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000387360

"Observacom" fue sido el operador de la polémica guía en América Latina:
https://www.observacom.org/amp/33735-2/

Foro interparlamentario de gobernanza en internet 2023: https://intgovforum.org/en/filedepot_download/295/26283

Esta es la visión de "Newtral", uno de los fact checkers, es decir uno de los "censores" oficiales: https://www.newtral.es/claves-plan-unesco-desinformacion-redes/20231107/

Puedes leer la nota en El Nacional:
https://www.elnacional.com/opinion/gobernanza-en-las-plataformas-digitales/

El plan de la ONU para coartar la libertad de expresión (en inglés):
https://www.theepochtimes.com/article/inside-the-un-plan-to-control-speech-online-5534524

El plan de la ONU para controlar la expresión en línea (en inglés):
https://amac.us/newsline/society/inside-the-un-plan-to-control-speech-online/

 
0500.000
  305.329
 
305.329 firmado. Vamos a lograr 500.000!

Completa tu firma

¡Firma esta petición ahora!

 
Introduce tu e-mail
Introduce tu nombre
Introduce tus apellidos
Introduce tu país
Introduce tu código postal
Por favor seleccione una opción:
We process your information in accordance with our Privacy Policy and Terms of Service

Protega nuestra libertad de expresión de la "Policía del Pensamiento" de la ONU

Att. presidente de la República Argentina, Sr. Javier Milei, 

Me dirijo a usted urgentemente para expresar mi profunda preocupación por las nuevas "Directrices para la Gobernanza de las Plataformas Digitales" de la UNESCO.

Este informe es  más que preocupante: es totalmente erróneo en la forma en que quiere controlar lo que decimos y compartimos en línea.

Llamémoslo por su nombre: es una forma solapada de censurarnos y restringir lo que podemos decir. Es una enorme extralimitación que afecta de lleno nuestra libertad de expresión y de acceso a la información.

Es una hipocresía que la UNESCO, que debería defender la educación y las libertades culturales, respalde ahora normas que podrían tergiversarse para acallar opiniones diferentes y ahogar discusiones reales y enriquecedoras. La vaguedad con que se definen la "desinformación" y la "incitación al odio" deja la puerta abierta a los abusos y pone en entredicho el intercambio de opiniones, el debate abierto y la libertad de expresión.

¿Y la idea del informe de que gobiernos y empresas se unan para controlar lo que vemos en Internet? Es una gran señal de alarma. No se trata sólo de mantener la honestidad de la información, sino de que los grandes e influyentes actores políticos y las empresas decidan qué podemos y qué no podemos decir a escala mundial.

Le insto a que rechace el informe de la UNESCO. No sea cómplice de la erosión del derecho fundamental a la libertad de expresión en Argentina. 

Atentamente,

[Tu nombre]

Protega nuestra libertad de expresión de la "Policía del Pensamiento" de la ONU

Att. presidente de la República Argentina, Sr. Javier Milei, 

Me dirijo a usted urgentemente para expresar mi profunda preocupación por las nuevas "Directrices para la Gobernanza de las Plataformas Digitales" de la UNESCO.

Este informe es  más que preocupante: es totalmente erróneo en la forma en que quiere controlar lo que decimos y compartimos en línea.

Llamémoslo por su nombre: es una forma solapada de censurarnos y restringir lo que podemos decir. Es una enorme extralimitación que afecta de lleno nuestra libertad de expresión y de acceso a la información.

Es una hipocresía que la UNESCO, que debería defender la educación y las libertades culturales, respalde ahora normas que podrían tergiversarse para acallar opiniones diferentes y ahogar discusiones reales y enriquecedoras. La vaguedad con que se definen la "desinformación" y la "incitación al odio" deja la puerta abierta a los abusos y pone en entredicho el intercambio de opiniones, el debate abierto y la libertad de expresión.

¿Y la idea del informe de que gobiernos y empresas se unan para controlar lo que vemos en Internet? Es una gran señal de alarma. No se trata sólo de mantener la honestidad de la información, sino de que los grandes e influyentes actores políticos y las empresas decidan qué podemos y qué no podemos decir a escala mundial.

Le insto a que rechace el informe de la UNESCO. No sea cómplice de la erosión del derecho fundamental a la libertad de expresión en Argentina. 

Atentamente,

[Tu nombre]