Los niños no se compran. Los niños merecen papá y mamá.

Petición a: Ministros de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia

 

Los niños no se compran. Los niños merecen papá y mamá.

010.000
  6.271
 
6.271 Personas han firmado. Ayúdanos a llegar a 10.000 firmas

Los niños no se compran. Los niños merecen papá y mamá.

La primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió que parejas de homosexuales (o lesbianas o de otro tipo), no solo pueden adoptar sino también pueden contratar servicios de reproducción humana asistida para generar un hijo. Dos hombres o dos mujeres no pueden procrear.

Lo que hace la Suprema Corte de Justicia es convertir al hijo en un producto comercial que se adquiere sobre demanda. Además, no tiene sentido que los niños -que provienen de la unión de hombre y mujer- sean entregados a un entorno donde no observarán esa relación entre el hombre y la mujer como la referencia de la vida conyugal de la que proviene la vida.

Exigimos a los ministros de la Suprema Corte de Justicia que reconozcan el auténtico interés superior del menor.

https://heraldodemexico.com.mx/pais/suprema-corte-de-justicia-ampara-a-p...

This petition has been created by a citizen or association not affiliated with CitizenGO. CitizenGO is not responsible for its contents.
+ Petición a:

¡Firma esta petición ahora!

 
Introduce tu nombre
Introduce tus apellidos
Introduce tu e-mail
Introduce tu país
Introduce tu código postal
Por favor seleccione una opción:
¿Seguro/a? Esta petición y otras parecidas necesitan tu ayuda para poder ganar. Puedes darte de baja en cualquier momento.
Al firmar estás aceptando los términos de uso de CitizenGO y su política de privacidad, y aceptas recibir mensajes de email de vez en cuando sobre nuestras campañas. Puedes darte de baja en cualquier momento.

Los niños no se compran. Los niños merecen papá y mamá.

A la att. Ministros de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia

La primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió que parejas de homosexuales (o lesbianas o de otro tipo), no solo pueden adoptar sino también pueden contratar servicios de reproducción humana asistida para generar un hijo.

Dos hombres o dos mujeres no pueden procrear. Lo que hace la Suprema Corte de Justicia es convertir al hijo en un producto comercial que se adquiere sobre demanda.

Además, no tiene sentido que los niños -que provienen de la unión de hombre y mujer- sean entregados a un entorno donde no observarán esa relación entre el hombre y la mujer como la referencia de la vida conyugal de la que proviene la vida.

Exigimos a los ministros de la Suprema Corte de Justicia que reconozcan el auténtico interés superior del menor.

Atentamente,
[Tu nombre]

Los niños no se compran. Los niños merecen papá y mamá.

¡Firma esta petición ahora!

010.000
  6.271
 
6.271 Personas han firmado. Ayúdanos a llegar a 10.000 firmas