ONU: proteger la vida no es tortura

"Negar el acceso al aborto viola la convención de la tortura" sostiene el documento

 

ONU: proteger la vida no es tortura

Conseguido
0200.000
  134.338
 
134.338 Personas han firmado. Ayúdanos a llegar a 200.000 firmas

ONU: proteger la vida no es tortura

ULTIMA HORA (23 de junio) Muchos países han criticado con dureza un documento que viola el principio de no injerencia y las atribuciones asignadas. Una asociación amiga también criticó el texto en su discurso. Puedes ver el VIDEO en el minuto 00:54:24. http://webtv.un.org/search/clustered-id-contd-sr-on-violence-against-women-wg-on-discrimination-17th-meeting-32nd-regular-session-of-human-rights-council/4958943791001?term=navarro

ULTIMA HORA (17 de junio) Nuestro discurso se pronunciará el lunes 20 a las 9.00 am hora Ginebra. Puede seguir los debates aquí

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU con sede en Ginebra debatirá este mes de junio el Informe del Grupo de Trabajo sobre discriminación de la mujer fechado en abril de 2016.

Aunque el documento apela a eliminar la mutilación femenina, tratar adecuadamente la menopausia y el envejecimiento femenino, combatir la feminización de la pobreza y asegura un correcto tratamiento en el parto y post-parto, también propone la legalización de la prostitución.

Pero sobretodo, se centra en el aborto: legalizar el aborto, permitir el acceso sin control a la anticoncepción (también de emergencia) y a la educación y formación en derechos sexuales y reproductivos.

Lo contrario –señala el documento- es propio de una cultura “patriarcal”, viola la dignidad de la mujer, pone en riesgo su salud y su vida y es calificado de “tortura”.

“Negar el acceso a la terminación del embarazo afecta a la salud y a la vida de las mujeres (…) La prohibición civil, penal o administrativa de la terminación del embarazo (…) es una forma injustificada de control estatal. (…) Genera estigmas, discrimina, atenta contra la dignidad de la mujer y viola los derechos humanos de las mujeres. (…) Viola la Convención contra la Tortura. (…) Criminalizar la terminación del embarazo es una de las más dañinas formas de instrumentalizar y politizar el cuerpo y la vida de la mujer (…) Permitan a las adolescentes terminar con sus embarazos no deseados”.

Por si no ha quedado claro, proponen eliminar todo tipo de “restricciones” al aborto: penas para los que las practican, prohibición al acceso a la información, la objeción de conciencia sin alternativas, requerimientos de terceras personas (marido, padres, juez, etc), períodos de reflexión obligatorios y ausencia de cobertura en el seguro público.

O sea, pretenden aborto sin control y gratuíto (es decir, pagado por todos)

Proponen educación sexual y reproductiva. Obligatoria, esta sí. Basada en ciencia –dicen- y alejada de tabúes y estereotipos religioso…

Eso sí, reconocen que ningún anticonceptivo es 100% seguro, por lo que es necesario legalizar el aborto “para que las mujeres tengan control sobre su propio cuerpo”

Además, lamentan que el 40% de los países mantengan legislaciones proteccionistas con la vida y consideran que “la contestación política a los derechos de salud sexual y reproductiva son un reto global”.

Insisten en las falsas estadísticas de abortos clandestinos: 22  millones de abortos clandestinos que producen “según las estimaciones” (sin citar fuente) 47.000 muertes anuales.

Y ya puestos, dedican varias propuestas a evitar la “humillación” que sufren lesbianas, transexuales y “las expresiones de género no convencionales” (sic).

¿De verdad que el grupo de trabajo no ha sido capaz de más?, ¿por qué no han consultado a las mujeres reales cuáles son los problemas de salud que les preocupan?

Por cierto, muy llamativo que prácticamente no se cite el término “aborto”, sino su eufemismo: “la terminación del embarazo”.

Escribe ahora a los embajadores ante el Consejo de derechos Humanos de a ONU y diles lo que piensas.

Para más información:

Consulte el documento del grupo de trabajo sobre discriminación contra la mujer (en inglés)

+ Petición a:

¡Firma esta petición ahora!

 
Introduce tu nombre
Introduce tus apellidos
Introduce tu e-mail
Introduce tu país
Introduce tu código postal
Al firmar estás aceptando los términos de uso de CitizenGO y su política de privacidad, y aceptas recibir mensajes de email de vez en cuando sobre nuestras campañas. Puedes darte de baja en cualquier momento.

Proteger la vida no es tortura

Muy Srs. míos:

Leo con preocupación el informe de abril de 2016 del Grupo de Trabajo sobre Discriminación de la Mujer.

En dicho documento plantean abiertamente la legalización del aborto considerando que lo contrario es “instrumentalización y polítización del cuerpo de la mujer”, “violación de los derechos humanos de las mujeres” e incluso “tortura”.

Proteger la vida humana es la primera obligación de la humanidad y por lo tanto de sus estructuras nacionales e internacionales.

Le recuerdo que el art. 6.5 de la Convención de Derechos Civiles y Políticos señala que:

“No se impondrá la pena de muerte por delitos cometidos por personas de menos de 18 años de edad, ni se la aplicará a las mujeres en estado de gravidez”

Le recuerdo también que el preámbulo de la Declaración Universal de Derechos del Niño señala lo siguiente:

“El niño, por su falta de madurez física y mental, necesita protección y cuidado especiales, incluso la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento”

Le pido pues que rechace un texto que no sólo resulta contrario a los convenios ya firmados sino que se encuentra extraordinariamente alejado de la realidad social en general y de las mujeres en particular

Atentamente,
[Tu nombre]

ONU: proteger la vida no es tortura

¡Firma esta petición ahora!

0200.000
  134.338
 
134.338 Personas han firmado. Ayúdanos a llegar a 200.000 firmas