Dejen que Tafida Raqeeb reciba la atención que necesita

Otro niño que los médicos del Reino Unido quieren desconectar

 

Dejen que Tafida Raqeeb reciba la atención que necesita

victoria
0500.000
  279.122
 
279.122 Personas han firmado. Ayúdanos a llegar a 500.000 firmas

Dejen que Tafida Raqeeb reciba la atención que necesita

HAZTEOIR.ORG. - 4 OCTUBRE 2019: 

¡¡CONSEGUIMOS SALVAR A TAFIDA!!

Las últimas horas han sido una vorágine de emociones. La tensión se mascaba frente al Real Tribunal de Justicia londinense antes de conocer la decisión del juez que obliga al sistema de salud británico a dejar marchar a Tafida.

Han sido momentos de infarto… Imagínate: de una decisión judicial dependía la vida de una niña de 5 años. Todos esperábamos ansiosos. En especial nuestro equipo de Derecho a Vivir desplazado a Londres, junto a la directora de CitizenGO en el Reino Unido, Caroline Farrow, todos nerviosos, contando los minutos, a ratos esperanzados y a ratos hundidos...

Pero ocurrió el milagro: la madre de Tafida salió llorando, visiblemente emocionada, mientras corría hacia Caroline, se abrazaba a ella y gritaba “¡Hemos ganado! ¡Hemos ganado!”. Esta foto resume el momento que todos llevábamos meses esperando:

La familia entera saltaba de emoción abrazándose unos a otros, a la vez que agradecían a todos los que, como tú y como yo, hemos ayudado a que su liberación sea una realidad.

Tafida podrá viajar ahora con su familia a Italia para recibir el tratamiento que la ayudará a mejorar en su enfermedad. ¡No puedo creerme aún que tú, yo, tantísimos miles de ciudadanos hayamos conseguido dar esperanza a la familia y salvar a esta preciosa niña! 

La dignidad humana ha ganado contra el nihilismo y la cultura de la muerte.

Y ha sucedido gracias a ti y gracias a los cientos de miles de ciudadanos que han participado en esta campaña: firmando y compartiendo la petición, creando conciencia entre los amigos en las redes sociales, contribuyendo a los gastos legales y médicos de la familia de Tafida y al esfuerzo de Derecho a Vivir y CitizenGO por salvarla.

Te cuento cómo ha ocurrido todo y el porqué de no haberte podido avisar de que hoy se emitiría, finalmente, el veredicto del juez sobre el caso de Tafida.

Ayer, a última hora, nos enteramos a través de nuestras fuentes de que hoy, jueves 3 de octubre, el juez decidiría sobre la vida o muerte de Tafida. ¡Nos quedamos de piedra!

A toda prisa, casi sin tiempo, organizamos una manifestación en la capital británica con cientos de personas, entre ellas la abuela y otros familiares de la niña. Aquí puedes ver las fotos

El evento, casi improvisado, tuvo sin embargo una grandísima repercusión. Tanta, que SkyNews, una de las principales cadenas televisivas del país, emitió un reportaje sobre nuestra campaña.

Te aseguro que han sido horas frenéticas. ¡Ahora solo quiero darte las gracias, mil veces gracias, de corazón! ¡En nombre de Tafida, en nombre de su familia!

Gracias al apoyo de ciudadanos como tú, hemos conseguido que Tafida pueda salir del Reino Unido y volar a Italia, donde recibirá el tratamiento necesario que se le niega en su país de origen.

Los padres de Tafida tras conocer la sentencia que deja libre a su hija para ir a Italia

Han sido tres meses largos, de mucho trabajo. Hemos apoyado a la familia hasta el último momento y… los frutos recompensan todo este esfuerzo. La sentencia, sin lugar a dudas, sentará bases para futuras situaciones semejantes.

Aquí puedes ver un pequeño vídeo de nuestra directora de campañas en Reino Unido, Caroline Farrow, explicando la situación justo después de conocer el fallo. Lleva en las manos el ramo de flores que los padres de Tafida le han regalado como muestra de agradecimiento a todos los que hemos apoyado la campaña:

Pincha aquí para ver el vídeo.

Mañana, St. Barts Health Trust (que administra el Hospital de Tafida) solicitará permiso para apelar contra el fallo, por lo que nuestra lucha por Tafida probablemente aún no haya terminado. Se espera que su apelación sea rechazada, ya que el juez ha dado argumentos muy sólidos para permitir que Tafida continúe su tratamiento.

Si es necesario, estaremos allí, nuevamente, todos juntos, cuando la vida de Tafida vuelva a estar en peligro. Pero hoy es el momento de celebrar una victoria maravillosa más, en defensa de la vida de los inocentes ... y los valores que apreciamos como miembros de Derecho a Vivir y de CitizenGO.

Ahora que echo la vista atrás, me acuerdo de Charlie Gard, me acuerdo de Alfie Evans, y no puedo borrar de mi mente la desesperación de sus padres al conocer que el juez decidía privarles de la oportunidad de vivir y decretar su muerte…

Ojalá una sentencia como esta hubiera salvado también sus vidas.

Puedo asegurarte que seguiremos luchando por la vida y, en especial, la de los más indefensos: los niños. Porque el Estado no puede decidir jamás la muerte de un niño privando a los padres de la posibilidad, por mínima que sea, de salvar su vida.

Gracias, gracias y gracias, por haber contribuido a que Tafida siga con vida.

Rosana Ribera y todo el equipo de Derecho a Vivir y de CitizenGO

P.D.: Queremos darte la oportunidad de mantener el contacto con la familia de Tafida para felicitarles y compartir tu alegría. Puedes escribirnos un correo electrónico a . Enviaremos todos los correos recibidos a Shelina, su madre.


ACTUALIZACIÓN 17 de julio de 2019: El presidente de la región italiana de Liguria, donde se encuentra el Hospital Infantil Gaslini de Génova, se ha pronunciado a favor de la propuesta de traslado de Tafida, elogiando la excelencia médica y la humanidad del hospital. El hospital de Gaslini también ha confirmado que el 5 de julio un equipo de sus especialistas envió los documentos necesarios al Royal London y también ha realizado una videoconferencia con los médicos de Tafida.

Esto no impidió que el Royal London sometiera a la familia de la niña a la agonía de una audiencia judicial adicional con media hora de antelación el martes 16 de julio.


Tafida Raqeeb es una niña de cinco años que permanece en coma profundo desde hace unos meses por de una hemorragia cerebral cuya vida los médicos del Reino Unido quieren quitar, a pesar de que no se considera como muerte cerebral

Hasta hace unos meses, Tafida Raqeeb era una niña sana de 4 años de edad alegre y amistosa que, según sus padres, conmovió los corazones de todas las personas que conoció. La tragedia se produjo en la noche del 9 de febrero de este año, cuando la pequeña Tafida fue llevada repentinamente al hospital cuando quedó inconsciente tras sufrir una ruptura de una malformación arteriovenosa (MAV) en su cerebro que le provocó una hemorragia y la llevó a sufrir un paro cardíaco y respiratorio. 

Después de una larga cirugía cerebral en el hospital de King's College, los médicos informaron a sus padres que tenía muerte cerebral y que consideraran hacer los preparativos para su funeral.  Una prueba del tronco encefálico indicó que Tafida no cumplía con la calificación de "muerte cerebral" ya que jadeaba y, por lo tanto, no podía ser retirada del respirador. 

La familia buscó el consejo de varios neurocirujanos independientes, uno de los cuales le diagnosticó a Tafida un coma profundo, un hecho del que no habían sido informados previamente. Un neurólogo de alto nivel evaluó a Tafida e informó a sus padres que estaba comenzando a salir de su estado y que necesitaba que se le diera tiempo para recuperarse, un proceso que podría durar hasta un año. 

Después de la prueba inicial del tronco encefálico, el equipo médico que trataba a Tafida se reunió con su familia muchas veces para sugerirle que se le diera atención de cuidados paliativos, pero se negaron. Durante los dos meses siguientes, la familia de Tafida comenzó a notar algunos pequeños signos de mejoría en su condición, como abrir los ojos y comenzar a mover las extremidades.

Tafida fue trasladada al Royal London Hospital, donde se confirmó que se le practicaría una traqueotomía, que es un tratamiento habitual, y que existía la posibilidad de que regresara a su casa, donde podría continuar con su recuperación

En los meses siguientes, Tafida ha sufrido una serie de reveses y a sus padres se les avisó de que se prepararan para su muerte, pero ella ha sobrevivido a un período inicial crítico en el que su muerte se consideraba inevitable y a tres cirugías más.

Hace unas semanas, los padres de Tafida tuvieron una reunión con su equipo médico en la que se les informó de que tenían la intención de tomar medidas para poner fin a su vida y que si no estaban de acuerdo, serían llevados a juicio. 

Dos expertos del hospital infantil Gaslini de Génova han declarado que están dispuestos a tratar a Tafida y que no reúne los requisitos para ser retirada del soporte vital, ya que no tiene muerte cerebral. El hospital Royal London se niega a admitir que exista alguna esperanza para ella, a pesar de que es capaz de tragar y reaccionar ante el dolor.

El Estado no es dueño de nuestros hijos y el sobrecargado Servicio Nacional de Salud (NHS por sus siglas en inglés) no debería estar desperdiciando valiosos recursos en pagar los costes de un proceso judicial. Deberían dejar marchar a Tafida. 

Ningún padre debería estar en la situación de tener que luchar contra el Estado por el derecho de su hijo a recibir tratamiento financiado con fondos privados para salvar su vida. Es justo que esta niña tenga la oportunidad de recuperarse. Sólo porque un hospital no quiera tratarla, no les da derecho a impedir que otros médicos la ayuden. Dile al hospital Royal London que libere a Tafida y que le dé a esta preciosa niña una oportunidad de vivir. 

+ Petición a:

¡Firma esta petición ahora!

 
Introduce tu nombre
Introduce tus apellidos
Introduce tu e-mail
Introduce tu país
Introduce tu código postal
Por favor seleccione una opción:
Procesamos tus datos personales de acuerdo con nuestras Política de privacidad y Normas de uso.Procesamos tus datos personales de acuerdo con nuestras Política de privacidad y Normas de uso.

No maten a Tafida Raqeeb

A los directivos del hospital Royal London/Barts Health Trust

Desde que cayó enferma en febrero de 2019, Tafida Raqeeb ha desafiado las frecuentes predicciones de los médicos sobre su inminente muerte y continúa luchando por su vida.

Tafida no tiene muerte cerebral; se le ha diagnosticado un coma profundo y los médicos de un hospital infantil han declarado que no la calificarían como una persona que necesita ser desconectada del sistema de soporte vital.

Los pacientes que han sufrido una lesión cerebral a menudo tardan mucho tiempo en salir del coma y es disparatado que intenten evitar que los padres de Tafida obtengan un tratamiento que pueda ayudar a su recuperación.

Parece que su hospital no ha hecho ningún intento de mediar con esta familia, sino que han preferido enfrentarse a ellos mostrando una gran insensibilidad. 

Si bien es posible que ustedes no deseen tratar a esta niña, no tienen derecho a impedir que sus padres busquen un tratamiento alternativo en otro centro médico que goce de una excelente reputación.

Por lo tanto, les pido que no malgasten los valiosos recursos del Servicio Nacional de Salud en una larga batalla judicial en la que rara vez hay ganadores, y que dejen de resistirse al traslado de Tafida. Por favor, respeten los deseos de los padres de Tafida y permitid que siga recibiendo la atención médica que necesita para salvar su vida.

Atentamente,
[Tu nombre]

Dejen que Tafida Raqeeb reciba la atención que necesita

¡Firma esta petición ahora!

0500.000
  279.122
 
279.122 Personas han firmado. Ayúdanos a llegar a 500.000 firmas