Amenaza de muerte a la libertad educativa

El Gobierno pretende convertir la educación en adoctrinamiento con su nueva reforma

 

Amenaza de muerte a la libertad educativa

050.000
  26.159
 
26.159 Personas han firmado. Ayúdanos a llegar a 50.000 firmas

Amenaza de muerte a la libertad educativa

Jaque mate a la libertad educativa en España. La ministra de Educación de este Gobierno bolchevique cumple sus amenazas contra los padres.

Hoy presenta la ley de reforma educativa en el Congreso. Una reforma que hará de las aulas un nido de propaganda marxista para formar a tus hijos en la doctrina oficial de Sánchez, Iglesias y Montero.

Despídete de la libertad, si esta ley se aprueba. Ya no podrás elegir la educación de tu hijo, ni el centro escolar, ni un marco moral acorde con tus convicciones… Así que te propongo lo siguiente:

Envíale un contundente mensaje a la ministra totalitaria: no vais a lograr apropiaros de nuestros hijos y nietos nunca.

A partir de hoy, la educación concertada en España está en peligro de extinción.

También la educación diferencial de chicos y chicas. Pretenden señalarla como origen de los crímenes machistas.

Hoy se da el primer paso para el desmantelamiento de la libertad de los padres, el adoctrinamiento salvaje de los niños, y la conversión de los colegios en fábricas de propaganda social-comunista…

Pero aún tenemos margen para movilizarnos y debemos marcar las líneas rojas de las que no podrán apropiarse..

Sra Celaá: lucharemos por nuestros hijos y por nuestra libertad a escoger su educación.

Se veía venir... y aquí está. Celaá ya nos amenazó diciendo que la Constitución no garantiza el derecho de los padres a escoger el centro de sus hijos, y hace tan solo unas semanas se atrevió a decirte que tus hijos no son tuyos…

Esta ley educativa de Isabel Celaá, de aprobarse, es una ley hecha contra la libertad de los padres, contra las familias y contra el artículo 27 de la Constitución.

¡Actuemos para salvar la libertad educativa en España!

Envíale un contundente mensaje a la ministra: no vais a lograr apropiaros de nuestros hijos y nietos nunca.

+ Petición a:

¡Firma esta petición ahora!

 
Introduce tu nombre
Introduce tus apellidos
Introduce tu e-mail
Añade un mensaje personal al email
Introduce tu país
Introduce tu código postal
Por favor seleccione una opción:
Procesamos tus datos personales de acuerdo con nuestras Política de privacidad y Normas de uso.Al firmar estás aceptando los términos de uso de CitizenGO y su política de privacidad, y aceptas recibir mensajes de email de vez en cuando sobre nuestras campañas. Puedes darte de baja en cualquier momento.

Nuestros hijos son nuestros hijos

Sra. Celaá, ministra de Educación, 

Tras sus amenazas a las familias, con mentiras como que la Constitución no reconoce el derecho de los padres a escoger el centro escolar de sus hijos, y manipulaciones como que los hijos no son propiedad de sus padres, ahora pretende hacer tragar a la sociedad una reforma educativa sectaria e invasiva con los derechos de los padres.

La reforma educativa que pretende poner en marcha es mucho más que una contrapartida a los enemigos de la Constitución. Es una auténtica concesión al separatismo que acaba con la obligatoriedad de la enseñanza del español en las escuelas.

También es un ataque a la educación concertada, que disfrutan más de dos millones de niños en nuestro país, a los que quieren privar de su libertad de elección. Sobre todo de las familias más pobres, necesitadas del concierto educativo.

Pero, sobre todo, su reforma es un ataque a la libertad de conciencia que hará de las aulas un nido de propaganda marxista para formar a nuestros hijos en la doctrina oficial de su Gobierno.

Le quiero dejar muy claro que jamás van a lograr apropiarse de nuestros hijos y nietos. La familia seguirá siendo una unidad libre de la injerencia estatalista y totalitaria que quieren imponer.

Se despide cordialmente,

[Tu nombre]

Amenaza de muerte a la libertad educativa

¡Firma esta petición ahora!

050.000
  26.159
 
26.159 Personas han firmado. Ayúdanos a llegar a 50.000 firmas