No a la eutanasia

Pide a los presidentes de PP, C’s y Vox que rechacen la ley de eutanasia que la izquierda quiere promover en esta legislatura

 

No a la eutanasia

050.000
  23.097
 
23.097 Personas han firmado. Ayúdanos a llegar a 50.000 firmas

No a la eutanasia

Se llaman Juana, Manuel, Paloma, Roberto, Clara, Carlos… Y son discapacitados, están en coma, tienen una enfermedad de larga duración, como el cáncer o el sida, o simplemente son ancianos. 

Todos tenemos padres, abuelos, tíos o amigos como ellos, personas que nos quieren más que a nadie en el mundo y que te han entregado cada minuto de sus vidas con una dedicación, una generosidad y un amor inmensos.

Pero ahora sus vidas están amenazadas por una ley siniestra que la izquierda está decidida a poner en marcha y que tiene un nombre que pone los pelos de punta: EUTANASIA.

Nosotros decidimos. O no hacemos nada, o actúamos desde hoy para defenderlos: pidamos a los partidos de centro-derecha (PP, Ciudadanos y Vox) que rechacen la ley de eutanasia que quiere poner en marcha la izquierda en esta legislatura.

Estas personas que nombraba al principio nos necesitan más que nunca, porque si dejamos que se apruebe la ley de eutanasia, se podrá justificar la muerte o el asesinato de todos ellos... y más.

Dirán que exagero, que solo se trata de amparar el derecho a una muerte digna, que los que opinan como yo somos insensibles al dolor y al drama que padecen muchos ancianos en la etapa final de sus vidas y muchos enfermos terminales.

Y yo digo que nos mienten… Que usan eufemismos que suenan bien y que nadie en sus cabales rechazaría (¿quién no quiere morir con dignidad?), para ocultar la cuestión de fondo, que es esta:

Cuando una sociedad permite que se pueda matar excepcionalmente a un ser humano bajo el amparo legal del Estado, cuando las leyes nos obligan a aceptar como “buenas” las actuaciones encaminadas a terminar con la vida de individuos cuyas condiciones vitales no son consideradas suficientemente aceptables, todos, tarde o temprano, estamos en peligro.

Especialmente los más vulnerables: ancianos y enfermos que pueden ser nuestros padres, abuelos, o nuestros seres queridos.

No nos dejemos engañar por esta nueva trampa de la izquierda. Actúemos ahora para evitar que el Estado decida el final de la vida. Pide al PP, a Ciudadanos y a Vox, que nos protejan de la ley de eutanasia que prepara la izquierda para esta legislatura.

Las leyes tienen consecuencias. Y las consecuencias de aprobar leyes como la eutanasia son visibles en países donde esta práctica siniestra ya es legal, por ejemplo Bélgica (desde 2002):

  • El 32% de los pacientes a quienes se practicó la eutanasia no dieron su consentimiento.
  • El 47% de las muertes por eutanasia, las que curiosamente corresponden a ancianos mayores de 80 años, no se registran, a pesar de que la ley obliga a ello.
  • El 40% de la población se muestra favorable a dejar de sufragar los costes de los tratamientos que prolonguen la vida de las personas que tengan más de 85 años.  

Todo eso ocurre en Bélgica, pero en Francia -donde la eutanasia no es legal- este mismo mes de julio se la han aplicado a Vincent Lambert. La sanidad pública existe para mantener a personas como él aunque sea costoso, no para quitárselos de en medio.

¿Qué ser humano es el que ha de decidir que la vida de otro no merece ser vivida? Es un argumento capcioso deducir que, porque a nadie le gustaría vivir así si le dan a elegir, se debe matar a quien está en esta situación vulnerable.

El nivel ético de una sociedad se mide por el cuidado de los más vulnerables. Desde Derecho a Vivir, contigo, luchamos contra la injusticia y trabajamos por la protección de ciertos valores, como la defensa de la vida de todos los seres humanos, desde su concepción hasta su muerte natural.

Si entregamos al Estado la capacidad de decidir qué vida es digna de ser vivida y de matarnos por nuestro bien, estamos todos condenados.

No permitamos que se apropien del fin de la vida de tus seres queridos ancianos o enfermos (y de la tuya propia en el futuro).

Actúa ya, antes de que sea demasiado tarde. Firma esta campaña.

Gracias por decir no a la eutanasia.

+ Petición a:

¡Firma esta petición ahora!

 
Introduce tu nombre
Introduce tus apellidos
Introduce tu e-mail
Introduce tu país
Introduce tu código postal
Por favor seleccione una opción:
Procesamos tus datos personales de acuerdo con nuestras Política de privacidad y Normas de uso.Al firmar estás aceptando los términos de uso de CitizenGO y su política de privacidad, y aceptas recibir mensajes de email de vez en cuando sobre nuestras campañas. Puedes darte de baja en cualquier momento.

NO a la ley de eutanasia

Sr. Pablo Casado, presidente de Partido Popular, Sr. Albert Rivera, presidente de Ciudadanos y Sr. Santiago Abascal, presidente de Vox:

Cuando una sociedad permite que se pueda matar excepcionalmente a un ser humano bajo el amparo legal del Estado, cuando las leyes nos obligan a aceptar como “buenas” las actuaciones encaminadas a terminar con la vida de individuos cuyas condiciones vitales no son consideradas suficientemente aceptables, todos, tarde o temprano, estamos en peligro.

La eutanasia puede ser el coladero para deshacernos de  los ancianos, de las personas que están en coma, las personas con discapacidad, con enfermedades de larga duración, incluso sin su consentimiento.  Esto ya sucede en Bélgica (país con ley de eutanasia desde 2002).

Y no solamente en países en los que la eutanasia es legal. La semana pasada, en Francia, los jueces han condenado a un ciudadano tetrapléjico, Vincent Lambert, a morir de hambre y sed.

Las consecuencias de que esta ley salga adelante pueden ser extremadamente graves, pues cuando el sistema legal ampara la muerte en determinados casos, tarde o temprano afecta a la práctica médica en su totalidad. En países donde la eutanasia es legal, los propios médicos presionan a los enfermos y a sus familiares para que acaben con sus vidas. 

Le pido que no permita que la izquierda implante este modelo siniestro en España defendiendo la vida y los cuidados paliativos, nunca el derecho a matar. 

Muchas gracias.

Atentamente,
[Tu nombre]

No a la eutanasia

¡Firma esta petición ahora!

050.000
  23.097
 
23.097 Personas han firmado. Ayúdanos a llegar a 50.000 firmas