Cárcel por decir la verdad

La libertad de expresión brilla por su ausencia

 

Cárcel por decir la verdad

0200.000
  187.734
 
187.734 persone hanno firmato. Aiutaci a raggiungere l'obiettivo 200.000 firme.

Cárcel por decir la verdad

¿Te imaginas que tú o algún familiar tuyo pudiera ir a la cárcel tan solo por remarcar el hecho de que hombres y mujeres somos biológicamente diferentes? Es una locura, ¿verdad?

Por alucinante que te parezca, la directora de campañas de CitizenGO en el Reino Unido e Irlanda, Caroline Farrow, podría ir a la cárcel por llamar a las cosas por su nombre y expresar lo que cualquier persona sensata afimaría sin dudarlo.

Que un transexual es biológicamente un hombre, independientemente de cómo se sienta, y que la cirugía de modificación de genitales es, sencillamente, una "castración".

Te resumo la situación: a principios de este año, Caroline fue investigada por la policía local después de que describiera la cirugía de modificación de genitales realizada a un chico de 16 años como "castración", "una forma de abuso infantil" y "mutilación". 

Lo que no cuentan los grandes medios que se hicieron eco de lo ocurrido es que, Susie Green, madre de este chico y directora del lobby de transexuales Mermaids, se llevó al joven a Tailandia para ser operado, ya que en el Reino Unido es ilegal esta intervención quirúrgica.

Tras numerosos titulares, la madre retiró los cargos contra Farrow, pero no así la activista transexual Stephanie Hayden, que nació como Anthony George Steven Halliday. Este personaje tiene antecedentes penales por agresión física, varios delitos de fraude y de agresión sexual. Comenzó a atacar a Caroline a través de las redes sociales en una implacable campaña de acoso, incluso atacando e insultando su fe cristiana. 

Esta persona transexual se propuso hacer daño a Caroline, ¡una madre con cinco hijos!, y desde entonces no ha parado de acosar a su familia en su propia casa.

Caroline tuvo que soportar que esta persona se presentara en su casa con una demanda judicial. La obligó a comparecer ante el tribunal unos días después, casi sin tiempo para instruir a los abogados y preparar una defensa.

Por increíble que parezca, el juez dictaminó que la descripción de Hayden como hombre biológico equivalía a acoso y le prohibió a Caroline referirse a esta persona y mencionar su supuesto cambio de género, pues esto equivaldría a “maltratarla”. ¡Además de la cárcel, la activista transexual también reclama hasta 100.000 libras esterlinas por daños y perjuicios! 

Caroline no es la única víctima de Stephanie Hayden; también quiere llevar a la cárcel a otra madre, Kate Scottow. Esta señora, madre lactante, fue detenida en su casa delante de sus hijos, uno de los cuales es autista, y encarcelada durante siete horas por tratar de desvelar la verdad sobre Stephanie Hayden y su historial delictivo.

Gracias por defender la libertad de expresión y el sentido común.

+ Letter to:

Firma subito questa petizione!

 
Please enter your first name
Please enter your last name
Please enter your email
Please enter your country
Please enter your zip code
Per firmare seleziona una voce:
Trattiamo i tuoi dati personali in conformità con la nostra Informativa sulla privacy e ai nostri Termini di servizio.Firmando la presente accetta i Termini di Uso e la Policy della Fondazione CitizenGO, e accetta di ricevere in futuro altre comunicazioni sulle nostre attività e campagne. Può ritirare il consenso prestato in qualsiasi momento e senza alcun impegno. Grazie.

Evite que Farrow entre en prisión por defender la verdad

Sr. Cox, fiscal general del Reino Unido:

Le escribo en su papel como fiscal general para alertarle sobre el caso de la activista transgénero Stephanie Hayden, que está usando su título de abogado y su profundo conocimiento del sistema legal del Reino Unido para demandar sin fundamento a un número de mujeres vulnerables por expresar la simple verdad de que las mujeres transgénero son hombres biológicos.

Hayden quiere que Kate Scottow y Caroline Farrow, ambas madres de niños pequeños, vayan a la cárcel, así como demandarlas por un valor de hasta 100.000 libras esterlinas. Kate y Caroline no son los únicos objetivos de Hayden, también está persiguiendo a Helena Wotzcjak, una mujer discapacitada de unos sesenta años, y a la Dra. Louise Moody, por sumas de dinero similares en el Tribunal Supremo.

Ninguna de estas mujeres ha hecho otra cosa que afirmar la realidad biológica y la trayectoria de Stephanie Hayden. Tiene un largo historial de demandas por supuesto acoso y difamación, algo que comenzó a hacer mucho antes de que obtuviera un certificado oficial de reconocimiento de cambio género.

Como figura pública, la trayectoria personal, los antecedentes penales y las actividades comerciales de Stephanie Hayden son una cuestión de interés público, entre otras cosas porque utiliza la protección especial que se le otorga como mujer transgénero en virtud de la Ley de Igualdad como escudo para defenderse de las críticas legítimas.

Le pido que investigue el historial de litigios de Stephanie Hayden, que hasta ahora cuenta con más de veinte casos, y que tome medidas para intervenir y desestimar sus demandas actuales. También le pido que tome medidas para evitar que él y otras personas abusen del sistema legal para silenciar e impedir la legítima libertad de expresión.

No es una infracción penal el hecho de referirse a él como hombre y nadie debería enfrentarse a una demanda judicial por afirmar la verdad sobre las diferencias biológicas entre hombres y mujeres.

Un cordial saludo,

---------------------------------------------------------------------------

Mr. Cox,

I am writing to you in your role as Attorney General to alert you to the case of transgender activist Stephanie Hayden, who is using their LLB law degree and detailed knowledge of the UK legal system to pursue meritless claims against a number of vulnerable women for expressing the trivial truth that transgender women are biological men.

Hayden is currently pursuing Kate Scottow and Caroline Farrow who are both mothers of young children into prison as well as suing them for amounts of up to £100,000. Kate and Caroline are not Hayden’s only targets, he is also pursuing Helena Wotzcjak a disabled woman in her sixties and Dr Louise Moody, for similar sums of money in the High Court.

None of these women have done anything other than to state the biological and historical facts about Stephanie Hayden, all of which are widely available in the public domain. Stephanie Hayden has a long history of taking individuals to court for supposed harassment and defamation, a pattern which began long before they obtained a Gender Recognition certificate.

As a public figure, the personal history, criminal record and business activities of Stephanie Hayden are a matter of public interest, not least because he uses the special protection afforded to him as a transgender woman under the Equalities Act as shield to fend of legitimate criticism.

I am asking that you investigate the litigation history of Stephanie Hayden, which so far numbers well over twenty cases and that you take steps to intervene and strike out his current claims. I also ask that you take steps to prevent him and other individuals from abusing the legal system to silence and prevent legitimate free speech.

It is not a criminal offence to misgender and nobody should face legal action for stating the truth about biological differences between men and women,

Yours sincerely,

Cordialmente

Cárcel por decir la verdad

Firma subito questa petizione!

0200.000
  187.734
 
187.734 persone hanno firmato. Aiutaci a raggiungere l'obiettivo 200.000 firme.