El independentista agresor de Lidia, a sueldo de Colau

Pide a Ada Colau la destitución del independentista que agredió salvajemente a Lidia

 

El independentista agresor de Lidia, a sueldo de Colau

020.000
  14.038
 
14.038 pessoas já assinaram esta petição. Ajude-nos a conseguir 20.000 assinaturas.

El independentista agresor de Lidia, a sueldo de Colau

“Extranjera de mierda”, “vete a tu país” y “no vengas a joder la marrana aquí”.

Esto le gritaba a Lidia, de origen ruso, mientras la golpeaba salvajemente en la cara y en el cuerpo delante de sus dos hijos de cinco y siete años, solo por haber quitado unos lazos amarillos del Parque de la Ciudadela de Barcelona.

El energúmeno independentista que se abalanzó sobre ella se llama Joan Bautista y a pesar de ser un racista agresor de mujeres, sigue en nómina de la alcaldesa Ada Colau.

Pidamos a Ada Colau que expulse del Ayuntamiento a este violento independentista.

Ada Colau, feminista radical, ha recalcado en numerosas ocasiones que rechaza cualquier forma de violencia, intolerancia y xenofobia. ¿De verdad?

Pues en este sujeto concurren los tres casos: es violento, porque ha golpeado a una mujer indefensa; es intolerante, porque no ha respetado el derecho de la mujer a quitar lazos amarillos; y es xenófobo, por los insultos que profirió.

¿A qué espera la alcaldesa para expulsarlo? ¿Dónde está su feminismo ahora? ¿O es que por ser independentista, este salvaje tiene bula para ir por la vida pegando a mujeres y profiriendo insultos xenófobos y racistas?

Pidamos a Ada Colau que eche del Ayuntamiento al racista agresor de mujeres que tiene en nómina.

El responsable de la paliza, que trabaja desde hace 20 años para el Ayuntamiento de Barcelona impartiendo talleres de pintura en distintos centros municipales, está imputado por sendos delitos de odio y lesiones y le han impuesto una orden de alejamiento.

Lidia tiene miedo a salir a la calle. A consecuencia de la paliza, padece desviación del tabique nasal, contusiones en la mandíbula y varias magulladuras. Sus hijos están asustados. Su anciana madre, quien presenció los hechos y está en silla de ruedas, también.

No permitamos que el hombre que la golpeó por motivos ideológicos se convierta ahora en un mártir del independentismo. Exijamos a Ada Colau su destitución.

Gracias por defender a Lidia.

+ Letter to:

Assine esta petição agora!

 
Please enter your first name
Please enter your last name
Please enter your email
Please enter your country
Please enter your zip code
Por favor, escolha uma opção:
Procesamos seus dados pessoais de acordo com nossas Política de privacidade e nossos Termos de uso.Ao assinar você aceita os termos de uso da CitizenGO e sua política de privacidade, e aceita receber mensagens de e-mail sobre nossas campanhas. Você pode cancelar seu cadastro na lista a qualquer momento.

¿Por qué mantiene a un agresor de mujeres en nómina?

Sra. Ada Colau, alcaldesa de Barcelona:

Joan Bautista Gispert, el hombre que propinó una brutal paliza a Lidia en el Parque de la Ciudadela por quitar lazos amarillos, trabaja desde hace 20 años para el Ayuntamiento de Barcelona impartiendo talleres de pintura en distintos centros municipales.

Este hombre no solo es un violento agresor de mujeres. Es un racista y un xenófobo que golpeaba a Lidia, de origen ruso, al grito de “Extranjera de mierda”. De hecho, está imputado por sendos delitos de odio y lesiones y le han impuesto una orden de alejamiento de su víctima.

Usted que se proclama feminista y se ha opuesto en numerosas declaraciones públicas al uso de la violencia, al racismo y a la xenofobia, ¿a qué espera para actuar? ¿Por qué le mantiene en nómina? ¿O es que no actúa porque el tal Gispert es independentista?

Le ruego que expulse a este agresor del Ayuntamiento de manera inmediata, demostrando su sincero compromiso con los valores que dice defender.

Muchas gracias.

Atenciosamente,
[Seu nome]

El independentista agresor de Lidia, a sueldo de Colau

Assine esta petição agora!

020.000
  14.038
 
14.038 pessoas já assinaram esta petição. Ajude-nos a conseguir 20.000 assinaturas.